EL OZONO O3 es un gas de molécula compuesta por tres átomos de oxigeno que posee poderosos efectos germicidas.  Aplicado por diferentes vías y según protocolos aceptados, se obtienen positivos efectos.